viernes, 19 de junio de 2009

Palabras que me gustan.


olvido, icono, aguacero,
amor, volar,
sábado, SOL, siempre,
MAR


ana, azar, azahar,
arcoiris,
melancolia


ocaso, samurai, kimono,
táctica, contacto, certeza,
corazón,
coraza


pasión,
agua, manantial, VIDA,
melodía,
azul, glaciar, mirada,


naufragio, júpiter,
luna, agosto,
delirio,
LÁGRIMA, lluvia,



adiós
eloy

viernes, 12 de junio de 2009

Simbiosis.



¿Será el árbol sin savia el que busca la calidez acuática del agua ensimismada?



¿O es el agua atrapada que quiere ser árbol para albergar pájaros, nubes y quimeras?



Eloy

jueves, 11 de junio de 2009

BUENOSDIASGUAPA.


Después de ortodoncias o similares,
pasear de tu mano, playa y viento,
y decir o no decir, palabras bonitas y banales.

Podómetros amigos, y caracolas,
arenas distantes y eufemismos,
andar orillando problemas geodésicos
para llegar nadando a la nada
esquisita de tus muslos austeros.

Después de aguas dormidas y aromas
-pieles que supuran labios,
labios que supuran pieles-
tocaremos el cielo y las estrellas,
fluorescentes iconos que no brillan
olvidados como nubes incoloras
tras demasiadas espinas en la cena.

Eloy

miércoles, 10 de junio de 2009

Hermana duda.

¡Ay, si tú no dudaras!

No serías, amor, un largo sueño.
La fecunda ingravidez de tu pálida mirada
se me haría tan potente, tan segura en su no muerte
que perversamente aniquilado,
volvería al lugar perdido de aquel, tu espejo,
que un día me reflejó,
y serías tú misma, la propia inesencia
de negadas auroras, de ausencias y lodos.

Porque tus dudas crearon el mundo,
le dieron color, emergieron sin luz de la nada
y se posaron -ellas, tan viajeras-
sobre flores, parques, huesos,
sobre tímidos aventureros huérfanos de tí,
tan solos.
Yo no las ví nacer pero las tuve entre mis tallos
como quien tiene un cuerpo.
Ellas -rubias y altas- me acariciaron el pecho,
me llevaron, tan ilusas, por estrechos manantiales,
jugamos, me hicieron preguntas,
felices en su dicha de no ser más que eso,
tus dudas,
mis dudas,
hermanas por siempre.
Eloy

viernes, 5 de junio de 2009

De nosotros.

De noches dormidas, antes de nacer,
de miedos y trampas, de llamadas,
de saber que es inhumano, saberlo
y aún así, no poder hacer nada,
nada más que ver lo bello, y lo dulce
y pasear por andamios entre nubes.

De tantas frases no dichas, y lágrimas
no lloradas, que volvieron al refugio
amable de unos ojos. Criaturas que crearon
lo que ahora somos, tan confusos
de no poder invertir el reloj de los sueños.

De rostros cansados y miradas heridas,
del camino último, de los pasos últimos,
de no querer ser igual, que ellos, imperfectos.
De vivir, sólo de vivir, y a veces
reir desde adentro para negar lo cierto
y volver a ser, tan sólo, unas alas
aventureras que enamoran, palabras indecisas,
de lo que fuimos, de lo que seremos,
inválidos seres enmedio de la nada.

Eloy Sánchez.