viernes, 28 de agosto de 2015

lunes, 24 de agosto de 2015

Se advierte. Se ve.


Se advierte. Se ve.
Se escucha en los lugares
comunes de la conversación.
Mueve motores
a ambos lados
de carreteras principales.
Se ensucia en óxidos
tóxicos vertidos
desde las altas
zanjas de las desmemoria.
Se pierde en caminos
comarcales
en esquinas
de paso para gentes
que se aferran al azar.
Se arranca con estruendo
de años en espera
es pasión y torbellino
cansancio que resiste
contra la extrema
unción de lo improbable.
Vive y se escora
en puertos desabridos
expuestos al saqueo.
Inhala. Espira.
Crece en vínculos.
Existe. Insiste.